Carabineros realizó un lapidario informe en contra de Colo Colo por los incidentes ocurridos en el último Superclásico ante Universidad de Chile que se disputó el 25 de agosto pasado en el estadio Monumental.

Mediante un documento al cual tuvo acceso el diario La Tercera, se detallan varias faltas organizativas por parte del cuadro albo en aquel cotejo, siendo una de las más graves que se no utilizó el sistema de detección de metales en el sector de Arica (donde se ubica la Garra Blanca) durante el ingreso al reducto deportivo. Desde aquel lugar se lanzaron los fuegos de artificio y Bengalas que terminaron por suspender momentáneamente el encuentro.

En el informa policial se comienza detallando que “en los sectores de ingreso a Cordillera, Lautaro y Arica estos elementos (detectores de metales) no eran utilizados por los guardias de seguridad, como también en el ingreso de carruajes (automóviles), donde no había ese instrumento, quedando demostrada la falta de rigurosidad”.

Otro hecho notorio que hizo mención Carabineros fue la existencia de una puerta lateral en el sector de Magallanes, lugar donde se encontraba la barra del cuadro laico.

Estaba abierta, con libre acceso al público, sin guardias de seguridad, no existiendo un control a las personas que estacionan sus vehículos y que posteriormente ingresan al sector de las galerías“, se sostiene en el documento.

Respecto a las cámaras de seguridad del reducto, que contiene 50 en su totalidad, manifestaron: ” Se encontraban 42 disponibles. El operador desconoce la falla de las ocho restantes. Además, las cámaras de tele vigilancia presentaron problemas de caída del sistema por un lapso de 10 minutos, justo en el momento en que hinchas de Colo Colo activaban fuegos de artificio”, se agrega.

El comunicado también hace mención a los fuegos de artificio que se lanzaron desde la barra del Cacique durante el partido. Eran lanzados hacia la galería Magallanes, lugar donde se encontraban los hinchas de Universidad de Chile“, aseguran.

Por último, la policía logró constatar tambiém que las vías de evacuación se encontraban obstruidad en varios sectores del recinto, como en Arica, Lautaro, Cordillera y Océano.