El Frente de Acción Feminista Humanista entregó su total apoyo a la diputada Pamela Jiles, por su renuncia a la presidencia de la Comisión de Familia y Adulto Mayor.

Además trató de “traidores” a quienes votaron en contra de la sanción económica que recibió la parlamentaria.

Dicha sanción la recibió tras increpar al diputado Ignacio Urrutia (UDI), quien calificó como “terrorista” a víctimas de la dictadura. El UDI recibió la misma sanción por dicha discusión.

La sanción de la Comisión de Ética de la Cámara, recibió los votos favorables de los diputados Vlado Mirosevic (Liberal) y Tucapel Jiménez (PPD).

Ambos se disculparon con Jiles por la decisión, sin embargo, la diputada no aceptó las de Mirosevic porque no las ha recibido de manera formal.

Mirosevic renunció a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores, acusando negacionismo de sus colegas, a quienes invitó a abandonar el Frente Amplio, lo que generó molestia e incluso la petición de su censura de parte del Movimiento Democrático Popular y el Partido Poder.

En este sentido, y por los problemas internos que estaría viviendo el FA por sus posturas sobre derechos humanos, es que el Frente Feminista-Humanista señaló que la memoria de los detenidos desaparecidos y la necesidad de justicia, está por sobre cualquier diferencia política e ideológica dentro del bloque.

Agregó que perciben en Jiles una rebeldía necesaria y sumamente urgente en tiempos de moral torcida y tramposa.

“Traicionan a su pueblo”

En relación a la sanción que recibió Pamela Jiles, el comunicado señala que quienes votaron a favor de la medida, en especial Teillier, Mirosevic, Castro y Jiménez, traicionaron a su pueblo, pero en especial a las mujeres víctimas de abusos de derechos humanos.

En este sentido manifiesta que “Las Feministas Humanistas decimos que ninguna mujer torturada y asesinada en Chile es olvidada, al contrario, es nuestra obligación y compromiso luchar por su memoria y justicia, tal lo hace nuestra diputada Pamela Jiles”.